Las otras escrituras

Multimedia y Lenguaje

Miguel Ángel Burgos Gómez

Publicado en Enlaces. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades.

Universidad Autónoma de Puebla, No 4, primavera-verano de 1996.

escanear0167“La computadora fue creada -como su nombre lo sugiere- para acelerar los procesos del cálculo numérico, específicamente con objetivos militares. Al desarrollarse y pasar al terreno comercial invadió los campos más variados de la acción humana. Por un lado ha sido el eje de la automatización de los procesos industriales y por otro, debido a la adaptación del monitor, transformó los medios de comunicación visuales. Ésta unión con la pantalla permitió “ver” conceptos matemáticos abstractos en su expresión geométrica y texto alfabético, para después desplegar el potencial creado previamente por el cine y la televisión. El enlace entre computadoras, primero localmente y luego a través de las telecomunicaciones, dio origen a las redes electrónicas mundiales.”


La guerra y el fútbol utilizan diagramas de desplazamientos y no es casual que se hable del “escenario de la guerra” o del “teatro de los acontecimientos”. Ni qué decir de los tratados de ajedrez. Tal vez fue este juego-ciencia, con sus preciosas piezas talladas magistralmente el que inspiró la introducción de los modelos plásticos o maquetas empleadas por los arquitectos, ingenieros o especialistas en diseño industrial: el uso de la tercera dimensión a escala para simular y proyectar los modelos que se harán “realidad”. La figura de arquitecto, en oposición al maestro de obras medieval, está definida en gran parte por el uso de maquetas. Tomas Maldonado, citando al historiador Richard A. Goldthwaite, dice que en la Florencia del siglo XV “cambio radicalmente el modo tradicional de encargar obras”. El tiempo de construcción de estas, que hasta entonces rebasaba el tiempo de vida individual, se acorto considerablemente y con ello creció considerablemente el deseo de los clientes de ver con anticipación la estructura del edificio.”

“No se debe pues al azar…el hecho de que los grandes arquitectos del Renacimiento sean con frecuencia orfebres, ebanistas y talladores, todos artesanos capaces de ejecutar modelos de extrema precisión en los detalles. Capítulo aparte merece un acercamiento a la tecnología de los títeres, que reúne la destreza de los miniaturistas con el teatro.”

 

Artículo completo en PDF: Multimedia y lenguaje

 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s